Cura la mala circulación en un tiempo récord, esto es increíble y 100% eficiente!!!

La mala circulación de la sangre puede tener diversas causas, las principales pueden ser  tener los niveles altos de colesterol, tener un consumo pobre de alimentos que aporten fibra, comer alimentos muy salados y, además, poco consumo de líquidos.

El consumo elevado de grasas saturadas conduce a la elevación del colesterol, haciendo que este dañe los vasos sanguíneos y se pierda la elasticidad que deben mantener para que la sangre fluya con absoluta libertad por todas las arterias.

Cura la mala circulación en un tiempo récord, esto es increíble y 100% eficiente!!! Comparte con todos.

Su consecuencia directa es, evidentemente, la producción de diversos problemas circulatorios. En esta oportunidad veremos cómo reducir de manera natural la mala circulación de la sangre.

Lo más recomendable siempre es mejor la actividad física para una mejor circulación de la sangre, aquí algunos tips a seguir.

Hay muchas maneras de evitar la mala circulación con ejercicios la circulación mejorar notablemente. En las mañanas debe  estirar sus extremidades, esto le va ayudar bastante con su mala circulación. Relajar el cuello – gire la cabeza hacia la izquierda y la derecha y cuente hasta 10.

Luego rodar su cabeza y doblar hacia abajo en el pecho. Los crujidos significan que está haciendo bien. Las lagartijas son un excelente ejercicio para la circulación.

Algunos remedios para tratar la circulación.

Infusión de jengibre.

La raíz de jengibre es un alimento con propiedades antiinflamatorias y anti coagulante que pueden aprovecharse para el tratamiento de los trastornos circulatorios.

Aunque resulta provechoso incluirla en diferentes recetas, la mejor forma de disfrutar todas sus virtudes es con una infusión natural.

Ingredientes

1 cucharada de raíz de jengibre rallada.

1 taza de agua.

Manera de prepararlo:

Pon a hervir una taza de agua y agrégale la raíz de jengibre rallada.

Déjala reposar 10 minutos, tapado, y luego bébela.

Tómala una vez al día, todos los días.

Si quieres ponerle una cucharada de miel o de azúcar moreno.

Infusión de cola de caballo.

Esta planta, famosa por sus propiedades diuréticas, promueve el flujo sanguíneo gracias a su capacidad para disminuir la inflamación y eliminar los líquidos retenidos.

Ingredientes:

2 cucharadas de cola de caballo.

1 taza de agua.

Como prepararla: 

Igual que en el caso anterior, hierve el agua y viértela en una taza con la cola caballo.

Pasados 10 minutos, cuela el contenido, e ingiérela. Puedes repetir su consumo hasta dos veces al día.

Tómala mínimo tres veces por semana.

Infusión de romero:

La planta de romero es un gran apoyo para eliminas las toxinas y evitar la formación de trombos en el sistema circulatorio.

Ingredientes:

1 cucharada de hojas de romero.

1 taza de agua.

Como prepararlo:

En una taza, agrega las hojas de romero y añade agua hirviendo.

Tápala bien y déjala en reposo durante unos 10 o 15 minutos.

Toma la misma dosis todos los días.