Combate el dolor de artritis, dolor de espalda y ciática. ¡Funciona mejor que las pastillas!

Es natural que cuando nos sentimos enfermos o con cualquier tipo de dolor buscamos con desesperación qué nos pude ayudar, así vamos al médico y tomamos medicamentos que a la larga pueden producir otros males.

Es por esta razón que buscamos alternativas con la medicina natural y si es casera mejor, ya que la naturaleza nos ha dejado una gran cantidad de  elementos que son eficaces para nuestra salud. Por esa razón la alternativa siempre va a ser la utilización de productos naturales.

Dile adiós al dolor de ciática, de espalda y de todas las articulaciones, esto funciona mejor que las pastillas!!! Comparte con los demás.

Les comparte tres formas de usar el aceite de ricino para remover dolores de artritis, espalda y ciática de manera natural. Solo tienes que hacer esto tres remedios caseros, fáciles  que los puedes hacer tu mismo, el aceite de ricino lo puedes conseguir en el mercado, en área de hierbas y aceites, o en el super mercado.

1.- Compresas de aceite de ricino.

Usa una franela gruesa lo bastante grande para contemplar la región a tratar. Humedece la franela con aceite de ricino, colócala en la región a tratar y deja deposar la franela a lo largo de 20 minutos. Usa este remedio una vez al día a lo largo de una semana.

2.- Masajes con aceite de ricino.

Sólo necesitas tibiar algo de aceite de ricino y aplicarlo de manera directa en la región a tratar dando suaves masajes con movimientos circulares por las noches y dejarlo accionar por toda la noche.

3.- Consumir aceite de ricino.

Tienes que tomar 1 cucharada chica de aceite de ricino por día a lo largo de 2 semanas. El aceite de ricino no tienes que ingerirlo por un lapso prolongado de tiempo, debido a que podría agravar algunas patologías. El mal que experimenta un individuo con artritis puede ser causado por inflamación, esfuerzo muscular o fatiga.

El mal de espalda puede ser desde suave hasta un mal con punzadas agudas y puede ser provocado por un golpe, alzar algo pesado o de manera brusca. El mal de ciática viene acompañado de hormigueo y adormecimiento que empieza en la espalda hasta la pierna, esto es causado por la irritación del nervio ciático.