Señales que alertan de colesterol alto y mal funcionamiento hepático

Son muchos los consejos y soluciones que hemos compartido con ustedes para que aprendan como reducir el colesterol y mantenerlo bajo control.

Sin embargo, aun hay muchas  personas que desconocen estos síntomas que se presentan cuando  tenemos colesterol malo.

Señales que alertan de colesterol alto y mal funcionamiento hepático. Comparte, es muy importante que otros se enteren.

Dicen los sabios que para atacar el enemigo hay que conocerlo, es por esto que te traemos toda esta información para que te libere de esa fastidiosa enfermedad que puede causarte males irremediables.

El hígado entre otras funciones, es el responsable de la distribución  de las grasas en el sistema circulatorio, por lo que un mal funcionamiento de este órgano tiene consecuencias directas sobre con la sangre ya que el sistema circulatorio se trastorna y la sangre se llena de grasa que van a las arterias y que se llama colesterol elevando con ello las posibilidades de sufrir un infarto o desarrollar cualquier tipo de enfermedad cardiovascular.

Cuando la sangre es alterada en sus niveles de lipidos como los trigliceridos y colesteroles, se relaciona con el hígado lo que hace que este funcione mal y en este caso podemos presentar estos síntomas.

Síntomas muy molestos que presentamos cuando tenemos colesterol malo alto.

Digestiones pesadas acompañadas de eructos y flatulencias.
Boca seca, pastosa y con mal aliento.
Pesadez estomacal y alteración del ritmo intestinal, estreñimiento.
Nuevas intolerancias alimenticias.
Cefaleas punzantes y frecuentes.
Picores, urticaria y otro tipo de erupciones cutáneas.

En esta ocasión te traemos la clave para limpiar el hígado y tener una buena digestión.

Lo mejor para la salud es no depender de medicamentos químicos comunes para controlar los problemas de salud, pues eso crea dependencia y luego no podemos dejarlo y nuestro organismo se va dañando cada día más.

Nuestra alimentación en primer lugar juega un papel importante para mantener el cuerpo libre de sustancias toxicas, grasa y azúcares que hacen mucho daño.

Para que el hígado este libre y relajado no fumar, no alcohol;, poco café, la sal aminorarla y el vinagre, lo recomendable es ingerir las comidas con limón y aceite verde, es el mejor aderezo que puedas comer.
Elimina de tu dieta los alimentos ricos en grasas saturadas, como la comida rápida y la bollería industrial. Incluye alimentos ricos en fibra. Te ayudarán a limpiar el organismo, prevenir el estreñimiento y arrastrar las placas de colesterol de tus arterias.

Aumenta el consumo de alimentos ricos en antioxidantes y con propiedades protectoras del hígado, como el pescado azul, rico en omega 3,  los tomates, la avena, las nueces, la cebolla y las frutas, frescas y orgánicas. Los vegetales y legumbres son ricos en antioxidantes, retrasan el envejecimiento, tu piel se pone brillosa, tu pelo y uñas te lo agradecerán. Es un cambio total en tu vida, un cambio de alimentación.

Imagen: lavidalucida